1 feb. 2012

Todos tenemos el mismo grado de evolución

Yo creo que la gente realmente no se ha dado cuenta de lo atrevido que fue Darwin, porque lo que hizo Darwin con su teoría fue afirmar que podía explicar la existencia de cualquier ser vivo sobre la Tierra. Basándose en una única teoría, fue capaz de explicar los plátanos, los tomates, las jirafas, los seres humanos, los simios, los monos, los antílopes... Elaboró una teoría sobre el origen de la diversidad del mundo. Fue una teoría que lo abarcaba todo. Con una única idea, la evolución por selección natural, pudo explicar toda la diversidad terrestre. Hizo gala de gran lucidez al determinar que todas las especies terrestres descienden de otras especies y que en ese proceso de descendencia, se modifican y se adaptan al entorno, lo cual nos lleva a dos conclusiones fundamentales: la primera es que cualquier cosa sobre la Tierra está relacionada con todo lo demás...

Porque todos descendemos de algo que se remonta muy lejos en el pasado, y aún más lejos en el pasado, y si retrasamos el reloj de la evolución lo suficiente en el tiempo, todos compartimos algo con un antepasado común, todos estamos interrelacionados. Pero el segundo gran descubrimiento de Darwin fue percatarse de que, si todos evolucionamos de un antepasado común, cualquier cosa sobre la Tierra ha pasado por esa misma evolución, una humilde bacteria está tan evolucionada como tú y yo porque ha ido evolucionando desde ese antepasado común, como tú y yo. De modo que, según el darwinismo, no existe lo primitivo y lo complejo sino que todo tiene el mismo grado de evolución.

Mark Pagel